Hidratación para mejorar el rendimiento

¿Cuántas veces hemos oído a nuestro entrenador decirnos: -¿os habéis traído la bebida?, a lo que muchos bajamos la cabeza y respondemos: -No… Bajo mi punto de vista y por mi experiencia en el agua, existen dos tipos de nadadores, aquellos que siempre van con su bebida debajo del brazo y aquellos que rara vez acuden con la bebida al entrenamiento. Me atrevería a decir que esos dos grupos existen también en el resto de deportes y puede que realmente sea porque los deportistas no son conscientes de la importancia que supone tener una adecuada hidratación durante la práctica de ejercicio físico. Durante la vida cotidiana se pierden líquidos por todos los procesos que se producen en el organismo, si a esto le sumamos la realización de ejercicio físico, las necesidades de líquidos aumentan considerablemente. La deshidratación tiene efectos negativos tanto para la salud, como para el rendimiento.

Factores condicionantes en el ejercicio:

  1. Condiciones ambientales: cuanta mayor sea la temperatura del lugar donde nos encontramos entrenando, mayor será la pérdida de líquidos
  2. Características del ejercicio: cuanta más intensidad y duración suponga el ejercicio, mayor  pérdida de líquidos
  3. Características individuales: los niños tienen más facilidad para perder líquidos.

Razones para hidratarse correctamente:

  1. Cuando se produce deshidratación, se produce un aumento de la temperatura interna, lo que da lugar directamente a un aumento en la sensación de fatiga y percepción de que el esfuerzo es mayor.
  2. Disminuye la fuerza.
  3. La deshidratación y el aumento de la temperatura interna dan lugar al aumento de una hormona que produce el organismo, la adrenalina y que da lugar a una mayor utilización del glucógeno muscular. Este glucógeno muscular es la principal fuente de energía de los deportistas durante la práctica de ejercicio físico, y por lo tanto, cuanto más rápido se agoten nuestros depósitos antes aumentará la sensación de fatiga por parte del deportista y por tanto disminuirá su rendimiento.

¿Qué suele ocurrir en los nadadores?

  1. Al estar en contacto con el agua, los nadadores no tienen la sensación de estar sudando y puede que tampoco tengan sed, por lo tanto en muchas ocasiones no se dan cuenta de la necesidad de beber durante el entrenamiento. A pesar de que no perciban la necesidad de beber, el organismo en el agua sigue perdiendo líquidos y es, por tanto, necesaria la ingesta de los mismos.
  2. Existe una necesidad de aportar al organismo energía durante la práctica de ejercicio. Cuando realizamos entrenamientos de más de una hora, se van agotando nuestros depósitos de energía por lo que si seguimos entrenando a un alto nivel y no vamos reponiendo esa energía perdida durante el mismo llegará un momento que nuestro cuerpo nos diga “hasta aquí hemos llegado”.

La importancia de las bebidas isotónicas:

La energía que necesitamos para seguir entrenando de manera adecuada está incluida en las bebidas isotónicas. Estas bebidas cuentan con una concentración de azúcares simples que son los que nos proporcionan energía de manera rápida, por lo tanto, si bebemos durante el ejercicio estas bebidas conseguiremos mantener nuestro cuerpo con energía y por tanto no disminuir el rendimiento. Además la rehidratación tras el ejercicio se vuelve también absolutamente indispensable. Es recomendable consumir bebidas isotónicas también tras el entrenamiento porque ayudan a rehidratarnos y a reponer las energías perdidas.

Estas bebidas también cuentan con una concentración de electrolitos (sodio principalmente) que son absolutamente necesarios para la realización de ejercicio físico. La disminución del sodio durante los esfuerzos físicos importantes ha provocado situaciones de máxima gravedad para los deportistas.

Por tanto, las bebidas isotónicas pueden ayudar a reponer líquidos y energía perdidos durante el esfuerzo, retrasar la fatiga, evitar las posibles lesiones por calor y mejorar el rendimiento. ¿Qué ocurre en las competiciones? Debido al estrés que se sufre el organismo por la propia competición, al calor típico en todas las piscinas climatizadas y el que hace en las piscinas de verano y de las largas jornadas de competición aumentan mucho las necesidades de energía y de líquidos durante el período competitivo, por lo que la hidratación se vuelve indispensable.

Desde aquí invito a los padres y nadadores a que sean conscientes de la importancia de la hidratación en el ejercicio para favorecer el rendimiento y prevenir la deshidratación antes, durante y después de los entrenamientos y competiciones.

Para saber mas pinchar en el enlace:

“Consenso sobre bebidas para el deportista. Composición y pautas de reposición de líquidos. Documento de consenso de la Federación Española de Medicina del Deporte”

 

-SILVIA TORRECILLA OPAZO-

Trackbacks

Speak Your Mind

Disclaimer